“Evita convertirte en un agresor”

Des de ÂngelBlau trabajamos para superar el abuso, afrontar la pedofilia y prevenir la pederastia desde una óptica rompedora e innovadora. Existen, además, otros recursos muy rompedores también, que trabajan para conseguir el mismo objetivo, como es el proyecto que expondremos a continuación.

Des del año 2005, Alemania ofrece tratamiento para los/las pedófilos/as con el objetivo de prevenir el abuso sexual infantil. En concreto lo realiza la Charité de Berlín, on Klaus Beider es el iniciador de las terapias mencionadas.

En los últimos años, Alemania ha estado tratando el tema de abuso sexual de menores con mayor frecuencia y profundidad; de aquí apareció la campaña “Evita convertirte en un agresor”, del Proyecto de Prevención Dunkelfeld (Campo Oscuro).

“Dunkelfeld” hace referencia al conjunto de casos de abuso sexual de menores que no figuran en las estadísticas policiales.

Oficialmente se habla de 12.000 casos de abuso sexual de menores al año, per se estima que la cifra de agresiones desconocidas es cinco veces más elevada que los delitos denunciados (cifra clara).

Aprender a controlar los impulsos y no pasar al acto

A raíz de este proyecto, el reconocido hospital universitario empezó a ofrecer tratamiento psicológico a pedófilos/las para que estos/as aprendan a controlar sus impulsos y no pasen al acto.

En este tratamiento, las personas que quieran participar, tienen que cumplir una serie de requisitos, entre los cuales son: no tener cuentas pendientes con la Justicia por abuso de menores (con el objetico de que ellos/as busquen ayuda terapéutica por voluntad propia, y no como atenuante a sus penas), tienen que ser diagnosticados de pedofilia y deben tener empatía con los/las niños/as, entendiendo que estos/as no son quienes buscan el contacto sexual, sino que son las personas adultas las que proyectan estos deseos sexuales en los/as niños/as.

En relación al tratamiento, Beier asegura que se ha conseguido el objetivo principal del programa; reducir el número de agresiones sexuales contra menores. Hoy en día, ochenta participantes han culminado el tratamiento hasta ahora, sólo en Berlín.

Además, la campaña “Evita convertirte en un agresor”, ha contribuido a aumentar la calidad del debate público en relación a la pedofilia, y la población empieza a apreciar su trabajo como un camino razonable para aumentar la seguridad de los/as niños/as.

Los/as pederastas, que son todas aquellas personas que han cometido un abuso o agresión

Hasta ahora hemos hablado mayoritariamente de pedofilia, entendida como una inclinación sexual hacia niños/as, pero ahora tendremos en cuenta otro grupo; los/as pederastas, que son todas aquellas personas que han cometido un abuso o agresión hacia un/a menor, y que no tienen por qué ser pedófilos/as.

Beier asegura también que entre los pederastas hay personas muy diferentes; entre ellos/as hay un grupo sobre el cual se puede influenciar para que se abstengan del contacto sexual con menores, hecho que no consiguen ni las amenazas ni las sanciones penales.

Probablemente, muchos/as más pedófilos/as buscarían atención médica para que se los ayude a controlar su libido si supieran que no se los juzgará moralmente.

 Desde 2005, unas 1.500 personas se han acercado al Proyecto de Prevención de Dunkelfeld. En total, 140 hombres iniciaron terapia, quince grupos han recibido tratamiento y cuatro de sus integrantes han decidido recibir atención después de las terapias. También personas de países vecinos han venido a buscar ayuda.

Se han recibido consultas de diferentes países de Europa, así como Sudáfrica, América Central y del Norte. Pero no es fácil puesto que, en los Estados Unidos, por ejemplo, la ley obliga a los médicos a denunciar a personas que las visiten y admitan haber tenido contacto sexual con un/a menor.

La discreción profesional no tiene vigencia en estos casos y esta falta de confidencialidad dificulta el trabajo de prevención.

“Stop it now! (¡Detente ya!)”

En otros países, como en Inglaterra, se creó el proyecto “Stop it now! (¡Detente ya!)”, donde han activado líneas telefónicas especiales para pedófilos que buscan ayuda, y es que en el extranjero existe interés en reproducir las experiencias que este proyecto ha aportado.

Es por eso que, desde ÂngelBlau, destacamos la importancia de dar un espacio donde los pedófilos y/o pederastas puedan recibir tratamiento y ser escuchados, con el objetivo de prevenir los abusos sexuales infantiles.

Todos los proyectos similares, como el del presente artículo, no dejan de dar unos resultados muy positivos; en contraposición a una cultura más bien punitiva, y poco centrada en la prevención.

La prevención desde la raíz

Pensamos que iniciativas como estas se alinean con la prevención desde la raíz; son acciones innovadoras, rompedoras y que dan un paso más allá para un objetivo común; la prevención de nuevas víctimas de abuso sexual infantil.

Si crees que podemos ayudarte o tienes cualquier duda puedes llamarnos al ☎  93 642 53 81, o envíanos un correo a info@angelblau.com.

El presente artículo es una síntesis del artículo escrito por Evan Romero-Castillo, publicado por “DW” el 25 de marzo del 2012

 

Envía tu opinion