Terapia para personas con pedofilia

¿Experimentas fantasías sexuales recurrentes con menores?

¿Sientes malestar por estos deseos irrefrenables?

¿Temes no controlar tus impulsos y hacer daño a un/a niño/a?

Algunas personas necesitan hablar de cómo se sienten por este tipo de inclinaciones sexuales con un equipo profesional especializado

Cuando hablamos de pedofilia nos estamos refiriendo a una inclinación sexual hacia menores

Según el DSM-V, -Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales- los criterios diagnósticos para personas con pedofilia pueden aplicarse tanto a aquellas que voluntariamente reconocen experimentar una atracción sexual continuada hacia niños/as prepúberes (generalmente menores de 13 años) como a quienes, pese a existir pruebas objetivas sobre dicho interés sexual, lo niegan rotundamente.

Así, cuando hablamos de pedofilia nos estamos refiriendo a una inclinación sexual hacia menores, que generalmente comienza en la adolescencia, y es estable en el tiempo.

Entre las personas que presentan esta inclinación sexual hacia los niños/as cabe distinguir si son de tipo exclusivo (atracción exclusiva por menores) o de tipo no exclusivo (sienten atracción sexual simultáneamente hacia niños/as y adultos/as).

Es importante conocer que la terapia de pedofilia está dirigida hacia personas que no han cometido un abuso real contra un menor (pederastia).

La terapia para personas con pedofilia está enfocada a la superación de estados de ánimo depresivos y/o ansiosos, sentimientos de soledad, vergüenza y culpa.

Favorecemos la intervención terapéutica especializada con personas que presentan atracción sexual hacia niños/as

Algunos aspectos que trabajamos terapéuticamente son los siguientes:

- Comprensión de la pedofilia.
- Atención a la familia del pedófilo.
- Desarrollar las capacidades conductuales, afectivas y cognitivas necesarias en una vida sin ofensas sexuales.
- Abordaje de las distorsiones cognitivas.
- Fomentar la capacidad de controlar los impulsos sexuales al hacer frente con éxito a las emociones y problemas.
- Fortalecer la motivación como elemento cognitivo para poder controlar permanentemente el propio comportamiento.
- Asumir la responsabilidad de las propias acciones.
- Promover la aceptación personal resolviendo los posibles problemas de autoestima.
- Gestión de situaciones de riesgo lo sustituiría por:
- Herramientas de afrontamiento:
o Reconocimiento de riesgos y señales de advertencia.
o Reconocimiento de los factores de protección.
o Mecanismos de afrontamiento.
- Aprender una sexualidad responsable. Promoción de una sexualidad saludable y satisfactoria.
- Favorecer visiones y perspectivas para el futuro.
- Mejorar las habilidades de relación (por ejemplo, construcción o estabilización de redes sociales, fortalecimiento de la capacidad de intimidad).

En esta dirección, favorecer la intervención terapéutica especializada con personas que presentan atracción sexual hacia niños/as, además de inculcar de manera individual el control de impulsos, es una oportunidad para evitar posibles nuevas víctimas.

Ver más terapias

¿Necesitas ayuda?

La acogida, aceptación, y la escucha activa son los elementos fundamentales de nuestro modelo de trabajo. La adaptación a cada caso particular, la flexibilidad que requiera, serán la clave para llevar a cabo el apoyo y la ayuda necesarios.